nino_comiendo_naranja

Generalmente escuchamos expresiones como:

  • Se la pasa comiendo todo el día!!!
  • Ya le dije que deje de comer porque se va a poner gordito!!!
  • Mírate como comes, vas a quedas como ballena si sigues así!!!
  • Hay niño ya deja de comer, no vez que te puedes enfermar!!!

Expresiones comunes en nuestra sociedad que estoy seguro que mas de uno alguna vez escucho. No quiero juzgar pero cuando hablamos de la educación de nuestros hijos estas expresiones en lugar de ayudarnos, lo único que haces es fortalecer los lazos negativos entre los sentimientos-alimentos. No soy psicólogo pero se que la mayoría de nosotros comemos por ansiedad relacionada generalmente con las emociones.

Si queremos tener el control de la alimentación de nuestros hijos es sencillo “tome el control

Porque mientras mas grande e niño, será más difícil educarlos y no es lo mismo imponer una regla de disciplina a un niño de 6 años que a un joven de 17.

Sigue estas 10 reglas que estoy seguro que te ayudarán en la alimentación de tus hijos.

1. Elige y compra solo alimentos nutritivos. Quien hace la despensa en casa? Recuerda que somos los adultos quienes llevamos los alimentos a casa. Si eliges alimentos chatarras eso comerán tus hijos. Y mas por las tardes que es cuando los chavos están de ocio.

2. Establezca “ disciplina y reglas” no se trata que el niño como lo que quiera, se trata que aprenda a comer lo que hay en casa. Es importante que la cantidad si puede ser elegida por el menor con supervisión de un adulto. Si hay alimentos nutritivos en su hogar seguramente eso eligira su hijo.

3. Olvídese de la máxima de “dejar el plato limpio”. Permita que su hijo acabe de comer cuando sacie su apetito. Muchas de las personas que ahora son padres se educaron con la máxima del plato limpio, pero este enfoque no ayuda a los niños a escuchar a su cuerpo para saber cuándo han comido suficiente. Si un niño aprende a reconocer la sensación de saciedad y a reaccionar en consonancia, es menos probable que coma más de lo que debería.

4. Empiece pronto. Las preferencias alimentarias se adquieren muy pronto en la vida, de modo que empiece pronto a ofrecerle a su hijo un amplio abanico de alimentos. Los gustos y los desagrados relacionadas con la alimentación se empiezan a desarrollar durante la lactancia. Así mismo, es posible que necesite darle a probar un alimento nuevo a su hijo en varias ocasiones antes de que lo acepte. No le fuerce a comer, limítese a ofrecerle unos pocos bocados del alimento que desea introducir en su dieta.

5. Reescriba el menú infantil típico.Cuando salgan a comer, deje que su hijo pruebe platos nuevos. Tal vez le sorprenda su deseo de experimentar. Puede empezar dejándole probar un poquito de lo que ha pedido usted o pidiendo una tapita o ración reducida para que la pruebe.

6. No permita refrescos embotellados o bebidas altamente calóricas, son el peor enemigo de la salud. No hay opción solo dele agua natural o zumos de frutas.

7. Actitud neutra antes los dulces y postres. No premiar a sus hijos con un rico pastelito por haber comido la sopa de brócoli ya que seguramente le dará más valor al pastelito que al brócoli. El fin de semana será bueno para algún postre.

8. No confunda la comida con el cariño encuentre formas mejores de decir “Te quiero”. Cuando se utiliza la comida para recompensar a los niños y/o para mostrarles afecto, los niños pueden empezar a utilizarla como mecanismo para afrontar el estrés u otras emociones negativas. En vez de recompensar a su hijo con sus manjares preferidos, abrácelo, elógielo y préstele atención.

9. Sea un ejemplo para su hijo: dicen que las palabras convencen, pero el ejemplo arrasa. No trate de imponerle disciplina si usted no la tiene, no decirle a su hijo que tiene que bajar la panza si usted tiene una mas grande.

10. Limite el tiempo de televisión y ordenador. De este modo, evitará que su hijo pique mecánicamente mientras está delante de una pantalla y fomentará en él la actividad física. Las investigaciones han demostrado que los niños que reducen las horas de televisión también reducen su porcentaje de grasa corporal.

Espero que estos breves consejos sean de gran utilidad en la vida nutricional de sus hijos.

Nos leemos pronto
Y recuerden no solo es leer, es aplicar.

Nutriologo Manuel Sosa

Escribe un comentario

*

Your email address will not be published.

Logo_footer   
     © 2014 MSG | Aviso de privacidad

Siguenos en: